Ante un posible brote de dengue: Pon de tu parte

San Juan, 11 de noviembre de 2019

Este ha sido un año récord para el dengue en América Latina y el Caribe. Más de dos millones de brasileños han contraído la enfermedad y los países suramericanos han sido igualmente afectados. América Central está pasando por el brote de dengue más severo de su historia. La Organización Panamericana de la Salud, informó que el 30% de los casos reportados en Honduras han sido de dengue hemorrágico que es la forma más severa de la enfermedad y puede ser letal. Con cerca del 10% de toda la población de Honduras afectada este año, el país se ha mantenido en estado de emergencia. Su sistema de salud llegó al límite y los hospitales están atendiendo a los pacientes en casetas para acampar.

En el Caribe, Jamaica tuvo una epidemia de dengue en la primera mitad del año, al igual que Cuba, Guadalupe, Martinica y San Martín. En este momento en la República Dominicana varias de sus provincias tienen epidemia de dengue, reportando cerca del 50% de su población infectada. En general, el conteo de casos de dengue en el Caribe incrementó en 340% en comparación con el año pasado a esta fecha. Es inquietante lo que sucede en las islas vecinas; los casos han comenzado a aumentar en Puerto Rico durante los pasados meses y epidemiólogos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no descartan que ocurra un brote de dengue en la Isla.

Lamentablemente, Puerto Rico no está preparado para otro brote de dengue. Esta enfermedad es transmitida por el mosquito Aedes aegypti y el control de mosquitos es el método principal para mitigar un brote. Sin embargo, muchos municipios carecen de equipos o personal capacitado para realizar un control mínimo de mosquitos. Luego del brote de Zika en la Isla, las capacidades para controlar el mosquito en Puerto Rico han aumentado con la creación de la Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico. Esta entidad sin fines de lucro pertenece al Fideicomiso para la Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico y recibe fondos del CDC. La Unidad necesita la colaboración de todas las agencias del gobierno pertinentes a la salud y al otorgamiento de permisos para ser más efectivos.

El mosquito Aedes aegypti transmisor de esta enfermedad, se cría dentro y alrededor de los hogares. De hecho, sobre el 40% de nuestros hogares tienen criaderos de mosquitos. Es por esto por lo que la primera defensa contra el dengue son los ciudadanos que tenemos un rol importante eliminando los criaderos dentro y fuera de los hogares. El mosquito Aedes aegypti se cría en agua acumulada, particularmente en envases que almacenan agua por una semana o más. Esto incluye los platos de los tiestos, artículos de plásticos que quedan bajo la lluvia, bebederos de mascotas, contenedores de reciclaje, entre otros.

Los ciudadanos deben comprometerse a realizar una inspección semanal en el hogar y el patio, vaciar cualquier recipiente que tenga agua, cepillar las paredes de estos para eliminar los huevos de los mosquitos, tapar aquellos que utilicen para almacenar agua y botar los que no están utilizando.

Una solución para el agua que no se puede vaciar fácilmente es utilizar larvicida, una bacteria que es solo tóxica para las larvas de los mosquitos, es seguro para los humanos, mascotas, plantas e incluso para cualquier otro insecto. Los ciudadanos deben protegerse de la picada del mosquito hembra del Aedes aegypti, el mosquito macho no pica. Se recomienda utilizar camisas de manga larga y pantalones largos, ‘screen’ en las puertas y ventanas, evitar las actividades al aire libre al caer la tarde y utilizar repelente de mosquitos.

El peligro de un brote de dengue en Puerto Rico es real e inminente. Sin embargo, si todos ponemos de nuestra parte y comenzamos a prepararnos desde ahora, podemos reducir su impacto significativamente.

Reducir y eliminar criaderos

Controla el Aedes aegypti en el hogar y alrededor de tu comunidad:

Vacía

Cepilla

Tapa

Bota

Sobre la Unidad de Control de Vectores de P.R.: 

La Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico es un programa del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico en colaboración con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud de Puerto Rico.  La Unidad fue establecida para reforzar las capacidades de la Isla para controlar el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, Zika y chikungunya.  Su programa de Manejo Integrado de Vectores cuenta con tres iniciativas principales para lograr aspirar a un Puerto Rico libre de enfermedades trasmitidas por mosquitos.  Los tres pilares son monitoreo y vigilancia, movilización comunitaria y control de vectores.  Mediante la educación y el empoderamiento a los ciudadanos se logrará reducir dramática y sosteniblemente la población de mosquitos en todo Puerto Rico.  Para más información: www.prvectorcontrol.org.   

Sobre el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico:

El Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación, según descrito en la Ley Pública 214, es una organización sin fines de lucro creada en el 2004 para impulsar la participación y creación de empleos de la Isla en la economía global del conocimiento al promover la inversión y el financiamiento de la investigación y el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Al invertir en la investigación y la comercialización de la tecnología, el Fideicomiso sirve de catalizador para la creación de empleos y la retención de los residentes de la Isla altamente cualificados y a menudo bilingües. Es también responsable de la política pública de Puerto Rico para la ciencia, la tecnología, la investigación y el desarrollo. Para más información : www.prsciencetrust.org.

By |2019-11-11T17:54:01-04:00November 11th, 2019|News, Noticias Español|0 Comments